Compartir
COMISIÓN NACIONAL DE PASTORAL JUVENIL RECONOCE A LÍDERES

COMISIÓN NACIONAL DE PASTORAL JUVENIL RECONOCE A LÍDERES

La galardonada por la Diócesis de Barahona fue Cathiana Cenexan, quien hace vida pastoral en la parroquia Inmaculada Concepción de María, Municipio de Oviedo en la zona pastoral de la Costa.

Santo Domingo, Rep. Dom. Con el propósito de reconocer el servicio de los jóvenes en la Iglesia, la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) galardonó a 13 líderes juveniles en su premiación anual, realizada en honor a san Juan Bosco, el 03 de febrero en la Casa de la Juventud Colonial.

La VII edición del Premio Nacional de Pastoral Juvenil inició con una eucaristía presidida por monseñor José Dolores Grullón Estrella, obispo presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil, y concelebrada por los sacerdotes Franklin Pozo, asesor nacional, y Rafael Peña, asesor en la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros.

Al finalizar la misa fueron reconocidos con una placa jóvenes de las distintas Diócesis: Lubelki Fernández, de Santo Domingo; Smerlin Quintín Martínez, de Baní; Cathiana Cenexan, de Barahona; Audrey Cabrera Rodríguez, de Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey; Luz Nereisi De la Rosa Alcántara, de San Juan de la Maguana, y Rosa Angélica Solano Reyes, de San Pedro de Macorís.

En la actividad, que contó con las presentaciones artísticas de Alisber Zapata y Fuente Gracia, también fueron galardonados Arianny Torres Martínez, de Santiago de los Caballeros; Lissette María Valdez Núñez, de La Vega; Franklin Junior Gil Marte, de Mao-Montecristi; Rossy Lisbeth Polanco Severino, de Puerto Plata; Yamilka Calcaño Maldonado, de San Francisco de Macorís; Melvin Ulises Vargas Sánchez como Coordinador diocesano destacado, y “A Ritmo de Misión” como Programa del Año.

SOBRE LA PROCLAMA EN EL DÍA NACIONAL DE LA JUVENTUD

En ocasión al Día Nacional de la Juventud la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil publica cada año una Proclama, donde aborda el pensar de los jóvenes sobre la situación actual de la Iglesia y el país.

En este 2024 el documento presentado por la secretaria ejecutiva, Yaritza Mariel Castro Encarnación, señala que: “La vida del cristiano es una lucha permanente, es necesaria la fuerza que viene de Dios para resistir, sin embargo, la hermosura de la misma está en ver como siempre triunfa el bien en nuestras vidas y continuamos en la construcción de la civilización del amor”.