Compartir
Francisco al servicio de la paz

Francisco al servicio de la paz

Paolo Ondarza – Ciudad del Vaticano

Seis meses de guerra en Ucrania, seis meses de llamamientos constantes en los que Francisco, en un momento en el que parece prevalecer la “lógica diabólica y perversa” de las armas, abogó por evitar la catástrofe y promover la fraternidad humana.

El que hace la guerra se olvida de la humanidad. En seis meses de conflicto en Ucrania, los llamamientos del Papa Francisco a la paz y a evitar el riesgo de una catástrofe mundial han sido incesantes.

Nunca debemos acostumbrarnos a la guerra

Con el pensamiento puesto más allá de Europa, en los conflictos olvidados de Siria, Yemen o Myanmar, por nombrar algunos trozos de la «tercera guerra mundial en etapas», el Pontífice llamó repetidamente a no considerar nunca que “la guerra no puede ser algo inevitable”. De hecho, es necesario oponerse con toda la fuerza al riesgo de acostumbrarse, o incluso de olvidar, la «trágica realidad» de lo que ocurre en Ucrania, o en cualquier otro lugar, como si fuera algo lejano, y «enfriar el corazón«: «la indignación de hoy», fue la exhortación, debe convertirse «en el compromiso de mañana». Porque, si salimos de este asunto como antes, todos seremos culpables de alguna manera».