Compartir
Familias sufren penurias luego de la inundación de sus viviendas a causa de las lluvias  por la tormenta Laura.

Familias sufren penurias luego de la inundación de sus viviendas a causa de las lluvias por la tormenta Laura.

Varias familias que residen en condiciones de vulnerabilidad, incluidas las de haitianos, sufren calamidades luego de que sus viviendas se inundaran a consecuencia de las lluvias de la tormenta Laura en la Comunidad de Vicente Noble y Tamayo.

El arroyo Buringa se desbordó y a su paso arrasó con las precarias viviendas, incluidos barracones, ubicados en el camino Vicente Noble- Arroyo Grande, lo cual ha forzado a os residentes a mantenerse a la intemperie, con sus ropas y ajuares anegados.

Las familias de dominicanos también sufrieron los efectos de las inundaciones del arroyo Buringa en Arroyo Grande. La corriente de las aguas penetró a las viviendas, lo cual generó incertidumbre en niños y adultos que sobreviven en medio de las precariedades.

Mientras que las comunidades del Jobo y Tamayo comienza a retornar poco a poco a la normalidad luego de que fueran inundadas por las aguas embravecidas del Yaque del Sur la madrugada del pasado domingo.

En el caso de Vicente Noble sucedió lo mismo con los sembradíos de plátanos en la zona conocida como Sal Si Puede, El Quemao y las Cuatros Esquinas.

En el caso de esta última comunidad los agricultores afectados esperaban autoridades del ministerio de agricultura a las que presentarían un informe sobre la situación que se ha presentado con sus plantaciones a raíz del paso de la Tormenta Laura.