Compartir

Canciller explica Plan a embajadores ante ONU

El canciller dominicano, Andrés Navarro, se encontraba reunido este mediodía en la sede de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, con los embajadores del Grupo de Diálogo y Concertación, Voluntario y no Vinculante, de los países de América Latina y el Caribe (Grulac), a quienes explicó los alcances del Plan de Regularización de Extranjería […]

c9c09f6cef96217be37a960166fbd954_300x226

El canciller dominicano, Andrés Navarro, se encontraba reunido este mediodía en la sede de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, con los embajadores del Grupo de Diálogo y Concertación, Voluntario y no Vinculante, de los países de América Latina y el Caribe (Grulac), a quienes explicó los alcances del Plan de Regularización de Extranjería que lleva a cabo República Dominicana y el que beneficiaría a casi 300 mil haitianos indocumentados.

El encuentro comenzó a las 10:30 de la mañana con representantes ante la ONU de: Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

República Dominicana reinició la ofensiva diplomática en el campo internacional, tras el impasse surgido con las declaraciones del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en la que plantea una reunión urgente de esa entidad con las autoridades dominicanas y haitianas.

Navarro viajó ayer a Estados Unidos para explicar a los integrantes del Grulac, porque el Gobierno descartó la mediación de la OEA ante cualquier diálogo con Haití, y reiteró que las autoridades del vecino país deben retractarse de las acusaciones formuladas contra República Dominicana por su política migratoria.

UN APUNTE

 

El Grulac

Es un grupo de diálogo y concertación, voluntario y no vinculante, de todos los países de América Latina y el Caribe, cuyo fin es crear consenso en diversos temas de la región. Su propósito fundamental es procurar posturas comunes sobre temas que se conocen en estos escenarios. En los últimos años, este tipo de asociación se ha dado también en el marco del cuerpo diplomático de los Estados, sobre todo en aquellos donde los países latinoamericanos tienen mayor interés.