Compartir
Padre Julio Acosta se refiere a las riquezas del poder creativo de Dios en la naturaleza

Padre Julio Acosta se refiere a las riquezas del poder creativo de Dios en la naturaleza

A la luz del evangelio se pueden comprender, aquí y ahora los signos de vida y de muerte, que se presentan de cara al proceso de destrucción de importantes elementos de la naturaleza por parte de determinados sectores, no  solo en la región Enriquillo, sino también, en el país y en todo el planeta tierra.

Así lo ha reseñado en su comentario de la misa del pasado domingo 27 de junio celebrada en la Catedral Nuestra Señora del Rosario, cuidad de Barahona, el sacerdote Julio Acosta Feliz.

De esta forma el padre Julio Acosta Feliz, responsable de la parroquia San Pablo Apóstol, ubicada en Los Solares de Milton municipio de Barahona, se une a las voces que se han alzado en defensa del Bahoruco Oriental, dejando claro que lo hace a luz del evangelio de Cristo que profesa la Iglesia católica.

Ha dejado claro además, que la demanda de la Iglesia y los grupos organizados, no es que se detenga pura y simplemente el traslado del carbonato de calcio por el puerto de Barahona, sino  se detenga, pero ahora, ya, de una vez la extracción minera en el Bahoruco Oriental.

Julio Acosta se refirió a las riquezas del poder creativo de Dios en la naturaleza en la vegetación, en y el mar.