Compartir
La DGCP estableció cambios en sus regulaciones de cara a las instituciones públicas para contratar bienes, servicios y obras.

La DGCP estableció cambios en sus regulaciones de cara a las instituciones públicas para contratar bienes, servicios y obras.

La Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP) estableció cambios en sus regulaciones de cara a las instituciones públicas para contratar bienes, servicios y obras.

En su  resolución PNP 01-2022 la entidad gubernamental señala que las instituciones deberán convocar a licitación pública todas las obras a partir de un monto de 404 millones 657 mil 143.

Esta resolución fue emitida el 3 de enero del 2022 y estará vigente hasta la emisión de otro acto administrativo que la sustituya.

La medida incluye a adquisición de bienes y servicios desde  cinco millones 312 mil 506 pesos en adelante.

En el caso de la licitación restringida, los cambios abarcan obras desde 206 millones 227 mil 321 pesos hasta 404 millones 657 mil 142 pesos con 99 centavos.

Para las compras menores de bienes y servicios los cambios establecidos por la DGCP se sitúa entre 164 mil 982 pesos y hasta un millón 237 mil 363 pesos con 99 centavos.

Este ajuste obedece, a que la Ley 340-06 de Compras y Contrataciones y sus modificaciones, en su artículo 17 establece que “para determinar la modalidad de selección a aplicar en los procesos de compras y contrataciones las instituciones deben utilizarán las cantidades topes.

Estas cantidades en términos financieros son conocidas como umbrales topes.

Se calculan multiplicando el presupuesto de ingresos corrientes del Gobierno Central, aprobado por el Congreso de la República, por los factores incluidos en dicho artículo, según corresponda a obras, bienes y servicios”.

Los cálculos se han hecho basados en el Presupuesto General del Estado para el año 2022, el cual aprobó una estimación de ingresos corrientes del Gobierno Central por la suma de 824 mil 909 millones 284 mil 943 pesos.