Compartir
FAMILIAS… Y LA SALUD MENTAL, QUE?

FAMILIAS… Y LA SALUD MENTAL, QUE?

En todo el mundo se celebró el Día mundial de la Salud Mental.

Curiosamente el mundo en estos precisos momentos anda revuelto todavía por una dichosa enfermedad conocida como (COVIB-19) en adición a la otra enfermedad, la guerra entre Ucrania y Rusia.
Toda o casi toda la atención de esta pandemia se centra en los síntomas físicos (fiebre, dolor de la garganta, perdida del olfato, sabor, dificultad para respirar, etc.).

Para ello ha estado echando manos a cualquier remedio y medicamento que nos hayan recomendado. Nos llegó la vacuna. Que se han estado aplicando desde la primera hasta la cuarta dosis.
Sin embargo casi nos estamos olvidando que esta enfermedad, la gran consecuencia que nos dejará es el comportamiento de la conducta durante y después. Sobre todo después.

Es casi seguro que muchos de nuestros patrones de cómo nos comportábamos en la familia y en el entorno van a variar, producto del estrés, el miedo, la depresión y la ansiedad.

Ahora nos lavaremos las manos con más frecuencia, los besuqueos y abrazos serán menos frecuentes y posiblemente a algunos se nos quedará el uso de la mascarilla permanentemente, a pesar de no necesitarla.

Ante este panorama, debemos prestar mucha atención a la situación emocional que de seguro se va a presentar en alguno de los miembros de la familia, sobre todo en los de edad más avanzada y acudamos al profesional de la conducta sin miedo y sin el complejo de que nos estemos volviendo locos de remate. Revisémonos todos.

La salud mental es más de la mitad de la salud física. En ella se juega nuestra tranquilidad, el sosiego, el control de personal y de la familia.

El día mundial de la salud mental ya está pasando y será un día más. Pero tu salud o estado mental está ahí, latente luchando en estos momentos con una enfermedad física llamada corona virus.
En nuestro país el estado no está dedicando la atención requerida a esta área de la salud. Hay intención pero solo se han quedado ahí. Hay que ir más lejos.
Por ejemplo, la ley 87-01 de la seguridad social no contempla ninguna cobertura para la salud mental. Esto hay que corregirlo.

La salud mental es tan o más importante que la física

Por: Leoncio Noboa