Compartir
Familias que cedieron sus predios agrícolas para dar paso a la construcción de la presa “Monte Grande” viven en una espantosa miseria.

Familias que cedieron sus predios agrícolas para dar paso a la construcción de la presa “Monte Grande” viven en una espantosa miseria.

Alegan que ex presidente Danilo Medina les prometió reubicarlos en un proyecto habitacional y ahora están colgados, ni tierras, ni casas donde habitar, llenos de calamidades y sin saber a quién acudir.

Destacan que les destruyeron la agricultura de donde se sustentaban, secaron el caudal del río y les pintaron un mundo en el que, al parecer, nunca vivirán.

Los campesinos desalojados de la comunidad de Monte Grande, en Azua, apelan a la sensibilidad del recién instalado gobierno, para que corrija los daños que el pasado gobierno les causó a las familias del lugar.

Solicitan al presidente Luis Abinader, les tienda la mano reubicando a las familias que han quedado desamparadas y sin tener de qué vivir, por una promesa incumplida del ex mandatario Danilo Medina.