Compartir
El papa Francisco pidió que «no se acelere la muerte de los ancianos»,  «símbolo de sabiduría», porque es «inhumano».

El papa Francisco pidió que «no se acelere la muerte de los ancianos»,  «símbolo de sabiduría», porque es «inhumano».

El Santo Padre se dirigió a los files la mañana del miércoles 9 de febrero durante su ya acostumbrada audiencia general en el aula Pablo Sexto del Vaticano en Roma.

El Pontífice también aseguró que no se deben confundir los «cuidados paliativos» con el «suicidio asistido» y que «el ensañamiento terapéutico es inmoral».

Francisco comenzó la audiencia explicando que «la llamada cultura del ‘bienestar’ trata de eliminar la realidad de la muerte, pero de forma dramática la pandemia del coronavirus la ha vuelto a poner en evidencia», pues muchos «han perdido a personas queridas sin poder estar cerca de ellas, y esto ha vuelto la muerte todavía más dura de aceptar».

Escuchemos al Papa Francisco