Compartir
El gobierno dominicano no contempla volver al confinamiento ante el alarmante aumento de contagios de coronavirus

El gobierno dominicano no contempla volver al confinamiento ante el alarmante aumento de contagios de coronavirus

Para el presidente Luis Abinader “Volver a un confinamiento, es “imposible” debido a que no hay “condiciones ni necesidad en ese sentido”.

El primer mandatario ha recalcado que hasta el momento en el país no se ha producido ni una sola muerte por la variante del ómicron del coronavirus, a pesar del aumento en los contagios.

De su lado dirigentes de partidos opositores han lanzado en las últimas horas una andanada de críticas al gobierno por la actitud que ha asumido ante el escandaloso incremento de los casos de COVID-19 en la República Dominicana, los cuales han superado la barrera de los cinco mil 200 en menos de una semana.

Sobre el tema se han pronunciado el vocero del Bloque de Diputados y la secretaria de Educación del Partido Fuerza del Pueblo, Rubén Maldonado.

También Josefina Pimentel,  el vocero del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en el Senado, Aris Yván Lorenzo, el presidente del PRD, Miguel Vargas y el  secretario general de la Alianza por la Democracia (APD), Carlos Sánchez.

Rubén Maldonado, vocero de FP en la cámara baja, acusó al presidente Luis Abinader de “quedarse con los brazos cruzados” ante la ola de contagios por Covid-19.

La secretaria de Educación de Fuerza del Pueblo, Josefina Pimentel, dijo que sería conveniente que el Gobierno valore posponer el inicio de las clases al menos hasta el 17 de enero, debido al incremento de contagiados por COVID-19 y otras enfermedades virales los últimos días.

Mientras que el Senado aprobó en única lectura un nuevo préstamo por 300 millones de dólares para el financiamiento del programa de apoyo a la emergencia generada por la pandemia de la COVID-19 en la República Dominicana.

El préstamo ya había sido sancionado favorablemente por la Cámara de Diputados, por lo que el Poder Ejecutivo podrá disponer de esos fondos.

El contrato fue suscrito el 16 de marzo del 2021 con la Corporación Andina de Fomento (CAF) y tiene como finalidad hacerle frente a los efectos de la pandemia del COVID-19.

En el mismo se establece que el gobierno puede usar el dinero prestado en “cualesquiera de las apropiaciones presupuestales del Prestatario consignada como gasto en el Presupuesto General del Estado” con la salvedad de que sean específicamente para los impactos generados por la pandemia del COVID-19.

El préstamo tendrá un plazo de pago de 15 años, incluyendo un período de gracia de 72 meses, que comenzará a contar a partir de la fecha de entrada en vigencia.

En lo que respecta a la amortización, se efectuará mediante el pago de 19 cuotas semestrales, consecutivas, y en lo posible iguales.

Mientras que la Organización Mundial de la Salud insistió en la importancia de alcanzar lo antes posible que la meta del 70 % de la población mundial vacunada, para evitar que se produzcan nuevas variantes de COVID-19.

Ha reiterado además que las cuarentenas deben ser de 14 días.

Abdi Mahamud,  epidemiólogo de la agencia sanitaria de la ONU, en una conferencia de prensa en Ginebra Suiza, ha advertido que los países no podrán “acelerar” su escape de la pandemia mientras la variante Ómicron siga propagándose con la misma intensidad que Delta.

Diversos estudios, a los que ha hecho referencia Mahamud, concluyeron que Ómicron afecta principalmente a las vías respiratorias altas.

Tambien causa síntomas más leves, en comparación a otros variantes que afectaban a los pulmones.