Compartir
Comunitarios y SOEBA califican de grave la contaminación generada por la emisión de cachipas por parte del C.A.C.

Comunitarios y SOEBA califican de grave la contaminación generada por la emisión de cachipas por parte del C.A.C.

Foto de Archivo

La empresa arrendataria del ingenio Barahona pone en peligro la salud de las personas residentes en los diferentes sectores del distrito municipal de Villa Central  y en Santa Cruz de Barahona.

Luis Emilio Matos, vicepresidente de la junta de vecinos El Progreso, en La Montañita y el Nelson Sufran, expresan que cachipa no para y desconocen si en realidad el Consorcio ha instalado filtros para corregir el problema.

Matos mostró la playa situada detrás de las instalaciones del Consorcio, repleta de aguas negras estancadas, las cuales son arrastradas al mar Caribe cuando llueve y la marea está alta.

Dice que las aguas contaminadas que se originan en la factoría de la empresa azucarera desembocan en el mar Caribe, que actualmente es un área restringida. “Por ahí no hay quién se acerque”, agrega.

Advierte que la comunidad retomará la lucha, porque las autoridades no dejan otra opción a la comunidad, que no sea el camino de las protestas.