Compartir

MONS. ANDRÉS NAPOLEÓN LLAMA A LOS RESIDENTES EN LA REGIÓN ENRIQUILLO A NO DEJAR QUE LE POLITICEN SUS MECANISMOS DE LUCHA

Ante los agobiantes problemas y la desatención de las autoridades, los residentes de las poblaciones de la subregión Enriquillo están  compelidos a organizarse y reclamar las soluciones, sostuvo el obispo de la Diócesis de Barahona, Monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas.

En una visita que el prelado realizó  a las comunidades de La Salina y Los Saladillos, varios dirigentes comunitarios se quejaron por las dificultades para obtener agua para la irrigación de sus predios agrícolas, igual que para el consumo.

Asimismo, de la falta de empleos pese a que en la zona es explotada una mina de sal “que solo beneficia a los extranjeros” luego que fuera privatizada. También citaron la falta de aulas y los vicios que exhiben los jóvenes.

El obispo sugirió a los dirigentes comunitarios que establezcan una lista de prioridades, necesidades más urgentes y que “no se dejen vencer, que abran los ojos”.

También observó que no se dejen politizar los mecanismos que tienen para reclamar sus derechos “y no se dejen comprar como normalmente se hace a nivel político en este país”.