Compartir

Haití anuncia planes para reinstalar de nuevo su ejército

Anunció planes de reinstalar sus fuerzas militares para enfrentar desastres naturales y el contrabando, pero surgen temores de que los militares retomen la ola delictiva o sean usados como arma de represión política, dos décadas después de la disolución del ejército.

 

El país más pobre de las Américas anunció el reclutamiento inicial de 500 hombres y mujeres entre 18 y 25 años, invocando la necesidad de “reclamar la soberanía nacional” a medida que la ONU cierra el capítulo de 13 años de su misión de paz con los cascos azules.

 

La Misión de Estabilización en Haití (Minustah) entró en vigor en 2004 para detener la violencia que siguió la súbita salida del poder del ex presidente Jean-Bertrand Aristide y debe salir definitivamente en octubre.

“La salida de los cascos azules es un desafío, pero es algo que hemos estado planificando”, dijo el ministro de Defensa, Herve Denis.

A más de dos décadas después de que los soldados fueron enviados a casa, el nuevo empuje de reclutamiento genera nerviosismo entre la sociedad civil organizada.

“No hay un marco legal para definir las misiones de este ejército”, criticó Pierre Esperance, director de la Red Nacional de Defensa de Derechos Humanos.

“Los que están en el poder quieren crear una milicia política o un grupo paramilitar, no un ejército”, afirmó. También surgen interrogantes sobre el costo de la fuerza, que tendrá entre 3 mil y 5 mil miembros.