Compartir

En su regreso a Roma desde Colombia, el Papa Francisco clama a la ONU para que meta la mano por Venezuela.

En el vuelo que lo llevó de regreso a Roma proveniente de Colombia, el Papa Francisco afirmó que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) debe hacerse sentir en Venezuela para colaborar en la solución de la grave crisis que afecta al país.

Al ser consultado sobre el tema de Venezuela, el Papa dijo que la situación “es muy difícil, y lo más doloroso es el problema humanitario, tanta gente que escapa o sufre. Debemos ayudar a resolverlo.

“De todas maneras, yo creo que la ONU debe hacerse sentir también allí para ayudar”, agregó el pontífice.

El Papa también recordó que en numerosas ocasiones “la Santa Sede habló fuerte y claramente” para tratar de ayudar en el diálogo entre el Gobierno y los diferentes grupos sociales y políticos de oposición.

En respuesta a una pregunta en la que se le preguntaba si no sería necesario tener palabras más fuertes y claras sobre el Presidente Maduro para poner fin a la violencia en las calles de Venezuela, Francisco también dijo que “la Santa Sede ha hecho mucho enviando allí a un grupo de trabajo de cuatro ex presidentes”.

Asimismo destacó que envió “a un Nuncio de primer nivel que ha hablado con personas públicamente”.