Compartir

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, exigió a sus adversarios políticos que permitan que los venezolanos se expresen el 30 de julio y elijan en paz a los miembros de una Asamblea Constituyente

El propósito de la Asamblea Constituyente es introducir modificaciones a la Carta Magna de Venezuela, con lo que no están de acuerdo los líderes de la oposición.

La oposición anunció un paro cívico de 48 horas para el miércoles y jueves como medida de presión para evitar que el mandatario eche a andar la Asamblea Constituyente.

El llamado ha sido respaldado por al menos 350 organizaciones sindicales que responden a las orientaciones de la oposición política venezolana.

Para el viernes la oposición tiene previsto también realizar una gran movilización en Caracas, de la cual aún no ha revelado detalles.

En caso de que para entonces el gobierno continúe firme en sus intenciones de celebrar la constituyente, revelarán las próximas acciones a seguir.

“Exijo a la oposición que tenga un poquito de honor y que respete el derecho de los venezolanos a votar este 30 de julio sin violencia”, dijo el mandatario en su programa dominical de radio y televisión “Los domingos con Maduro”.