Compartir

El Presidente de la C.E.D Monseñor Diomedes Espinal  pide a Dios y a la Virgen de Las Mercedes tener piedad con la República Dominicana

 

El Presidente de la Conferencia Episcopal Dominicana, Monseñor Diómedes Espinal León, pidió aquí a Dios y a la Virgen de Las Mercedes tener piedad con la República Dominicana y las familias más desposeídas, y exigió, además, que los corruptos sean sancionados.

Aboga porque en el país deben haber menos  pobres y menos corruptos y consideró que a todas las personas acusadas de corrupción se les debe aplicar todo el peso de la ley, si son encontradas culpables.

Elevó plegarias a la Virgen de Las Mercedes que en su condición de patrona del pueblo dominicano a fin de que mueva los corazones, la conciencia e ilumine a todos los que tienen responsabilidades para que busquen la igualdad

Diomedes Espinal abogó por que no haya tantas desigualdades, abusos, corrupción, impunidad y que veamos lo que podemos hacer si nos unimos todos buscando un mismo ideal que sea el bien común donde nos sintamos dominicanos.

Espinal León, actual responsable de coordinar las actividades de los obispos en el país, consideró que a los funcionarios vinculados a actos de corrupción deben ser seriamente sancionados como está contemplado la ley, que sea para todos sin excepción.