Compartir

El Papa Francisco destacó la importancia de la misa.

Por tratarse del memorial del Ministerio Pascual de Cristo, en la que se nos hace partícipe de su victoria sobre el pecado y la muerte, al igual que en Israel celebra la Pascua de su liberación de Egipto, de su éxodo, “Jesucristo, con su pasión, muerte, resurrección y ascensión al cielo dio cumplimiento a la Pascua.

El Papa Francisco apuntó que la Misa es el memorial de su Pascua, de su ‘éxodo’, que ha cumplido por nosotros, para hacernos escapar de la esclavitud y llevarnos hacia la tierra prometida de la vida eterna”.

“La Eucaristía no es un recuerdo, es hacer presente aquello que sucedió hace 20 siglos”, destacó el pontífice católico.

“La Eucaristía –continuó– nos lleva siempre al vértice de la acción salvífica de Dios: el Señor Jesús, haciéndose pan por nosotros, derrama sobre nosotros toda su misericordia y su amor, como hizo desde la Cruz”.

En su catequesis, el Santo Padre indicó que “toda celebración de la Eucaristía es un rayo de aquel sol sin atardecer que es Jesucristo resucitado.

Participar en la Misa, en particular en la dominical, significa participar en la victoria Del Resucitado, ser iluminado por su luz, calentado por su calor”.