Compartir

EL EPISCOPADO DOMINICANO ADMITE QUE EL BIENESTAR CIUDADANO HA AVANZADO EN VARIOS ASPECTOS

Además dice ver con buenos ojos los esfuerzos de proveer desde el Estado iniciativas en pro de mejorar la calidad de vida de tantos dominicanos”.

Indica, sin embargo, que aún “persisten males como la inseguridad ciudadana, la violencia contra la mujer, la impunidad, la irresponsabilidad y deficiencia de nuestros cuerpos de seguridad.

Señalan los Obispos, que aún persisten deficiencias en nuestro sistema de salud, y seguros de salud, la corrupción pública y privada, la ausencia de un sistema eléctrico eficiente y justo y los aumentos constantes de los carburantes.

También constituyen lacras sociales, la falta de una ley de partidos que garantice la transparencia, el control y uso de los recursos estatales, la participación de la mujer y la representatividad de sectores excluidos en las contiendas de elecciones”, entre otros”.