Compartir

El Centro Cultural Dominico Haitiano denunció una campaña racista con el propósito de dañar las relaciones entre República Dominicana y Haití.

“Con sesgo racista y el propósito de dañar las buenas y armónicas relaciones entre República Dominicana y Haití.

Antonio Pol Emil, director y vocero de la entidad, explicó que esa campaña se expresa en el ataque sistemático para socavar el Plan de Regularización de los indocumentados de origen haitiano”.

Informó que se tiene la expectativa de que en esta semana se reunirá el Consejo Nacional de Migración, por lo que sería importante la ocasión para tomar decisiones a fin de evitar que esa iniciativa del Estado dominicano fracase por una evidente falta de voluntad política.

Agregó que “con la campaña que está en pleno desarrollo los sectores conservadores pretenden evitar a toda costa las buenas relaciones entre dominicanos y haitianos con un discurso malsano que solo busca el odio y la violencia entre las dos naciones.