Compartir

El Arzobispo Emérito  de Santiago, monseñor de la Rosa y Carpió, “llamó hoy a que cuidemos nuestra casa común”

Al  tomar el mensaje del Papa Francisco replicado por los obispos dominicanos, indicó de la Rosa y Carpio que “la República Dominicana es nuestra casa común, por lo tanto, debemos cuidarla y no tenemos derecho a golpearla ni hacerle daño.

Dijo en su  artículo “Un Momento”,  que los obispos dominicanos han tomado este mensaje del Papa y lo han aplicado, “la República Dominicana es nuestra casa común”.

Y apuntó que han de volver muchas veces sobre ese mensaje, esa enseñanza que tomaron para la República Dominicana, “esta es nuestra casa común, y aunque nosotros vayamos a otro lugar y aunque emigremos, esta es nuestra casa común:

“Quiero repetirlo, es la tierra, es el mundo, y nosotros hemos de mirarlo así, de otra manera, salimos de la realidad de la existencia humana”, indicó monseñor de la Rosa y Carpio.

Por eso, agregó el arzobispo emérito de Santiago, el mensaje de los obispos dominicanos para decir que la República Dominicana es la casa común, hemos de volver muchas veces sobre él y cómo hemos dañado nuestra casa común y cómo la hemos afectado, porque al fin y al cabo nos afecta a nosotros y afecta a los demás.