Compartir

EDITORIAL DE LA SEMANA

14695352_1810849999192656_2490002410625226679_n

EVALUACION DEL AÑO PASTORAL 2016 Y PLANIFICACION 2017

Los días viernes 28 y sábado 29 del recién pasado mes de octubre unas 100 personas, entre ellas sacerdotes, religiosos, religiosas, diáconos, laicos y laicas de las cuatro provincias de la Región Enriquillo, a saber, Independencia, Pedernales, Bahoruco y Barahona fueron convocados por el Obispo de la Diócesis de Barahona Mons. AndrésNapoleón Romero Cárdenas al DécimoSéptimo Encuentro Diocesano de Evaluación y Planificación Pastoral 2016-2017.

Dicho encuentro fue organizado por el consejo de la vicaria general de pastoral y realizado en un ambiente de comunión y participación entusiasta y esperanzadora, en el Centro de Formación del Municipio de Cabral, donde se dieron cita los agentes de pastoral representantes de las 23 comisiones o áreas de vida eclesial de las cuatro zonas pastorales en las que se divide la Diócesis: La Cuenca del Río Yaque del Sur, La Costa, El Lago Enriquillo y la zona de Barahona.

Un único objetivo y propósito latía entre los diversos equipos pastorales: evaluar el trabajo pastoral programado para este año 2016 y planificar las metas y acciones para el venidero año 2017.  Planificación y evaluación van unidas de la mano. Evaluar es parte importante del trabajo evangelizador. Evaluar permite descubrir fortalezas y debilidades, retos y desafíos para el presente y el futuro de la Iglesia Local que camina en la fe en esta Región Enriquillo.

Esto es lo que han hecho la pastoral de la familia, juventud, adolescentes y la catequesis. Así como también la pastoral social, la misión evangelizadora y las pequeñas comunidades eclesiales de base; la comisión de liturgia, la pastoral de medio ecología y medio ambiente; la pastoral educativa y de medios de comunicación social, entre otras comisiones diocesanas de pastoral.

Cada una de estas comisiones y movimientos apostólicos como Emaús, Escoge, Renovación Carismática y las Comunidades Neocatecumenales llevó adelante la evaluación de su propia programación de actividades correspondiente a este año 2016, Año Jubilar de la Misericordia convocado por el Papa Francisco. Fue este el punto de partida a fin de identificar logros, problemas y nuevas respuestas a la luz de la realidad sureña, del plan diocesano de pastoral y la misión evangelizadora de todo el Pueblo de Dios que avanza con esperanza en la siembra y la cosecha de la fe y la vida en medio de nuestras sufridas y necesitas comunidades de este Sur Fecundo.

De la evaluación cada comisión pasó a la programación a partir de la meta para el año 2017 elaborada, debatida y aprobada con la participación de todos los agentes de pastoral de las 24 parroquias de la Diócesis de Barahona presentes en esta decimo