Compartir

 

Según nota de prensa llegada a nuestra sala de redacción, denunciantes entienden que las personas tienen que sobrevivir de alguna manera, pero que las autoridades deben regular ese negocio, porque les destruye la economía a humildes padres de familia.

No es posible que las bancas de loterías invadan todo. “Ellos instalan sus negocios en los sitios donde saben que la personas por necesidad tienen que cruzar”.

Los pobres, anhelan encontrar la cura a sus problemas y necesidades y caen en la tentación de probar la suerte destinando los jornales del día a día en esas bancas.

Según la información obtenida, en Polo destruyen canchas deportivas para instalar una banca.